dijous, 30 de juliol de 2009

TAMBE DESDE BLANES..

els meus amics saben que tenen la porta de casa meva sempre oberta.

d'aquesta manera en juan, un amic de blanes, be o potser he de dir de uleila, em va fer arrivar aquest escrit, tot fen memoria d'altres temps,d'altres vides

ho compartim amb vosaltres...

Era primavera.
Las golondrinas iban y venían en su labor de construcción de su nido para depositar y empollar los huevos.
Aquel paisaje era idílico por sus contrastes. Seco como el clima, en cambio, en los montes cercanos afloraban las retamas verdes y las albaidas de flor amarilla.
Por todas partes podíamos ver aquellas diminutas obreras, las abejas, volar de flor en flor buscando el polen para depositar en las colmenas.
Dando un paseo por aquella carretera, se observaba todo lo descrito y se disfrutaba del ambiente festivo de los humanos.
Era Sábado de Gloria y aquella carretera de las mil y una curvas se llenaba de parejas, de niños y de aquellas madres cuya misión era vigilar a sus hijas emparejadas con el novio o pretendiente.
Era, como decía Sábado de Gloria y aquella carretera era un hervidero de jóvenes con sus mejores ramas de álamo blanco a cuestas, preparados para la procesión del día después.
Esto en un día cualquiera habría sido distinto, pero ese día, todo era especial. Era la tradición y se cumplía. Igual habían hecho nuestros padres, nuestros abuelos y los abuelos de estos.
E aquella carretera, en medio de aquel ambiente, allí, por primera vez me enamoré.
Era guapa, de pelo corto en melena, de ojos grandes y expresivos. Vestía un vestido azul ceñido a su esbelto cuerpo.
La miré y me sonrojé de la vergüenza. Yo era un niño, ella tambien era una niña pero a esa corta edad, una mirada podía muy bien describir u sentimiento, Aquella mirada decía que aquella esbelta chica de apenas 12 años de edad, había entrado en mi corazón de tan solo 13 años. Me había enamorado, Era mi riera vez y se notaba. Estaba feliz y como aquellas golondrinas, deambulaba en mi pensamiento, de aquí hacia allá pensando en aquella chica llamada Encarna.


Juan Ramos

7 comentaris:

TORO SALVAJE ha dit...

Molt bonic i tendre.

Petons.

Carme ha dit...

Molt bonic! Quins records!

Assumpta ha dit...

Ei!! però jo vull saber la continuació :-)

Perquè si ara em dius que Encarna és la seva dona... :-))

Eli ha dit...

Preciòs!!!
;-D

garbi24 ha dit...

Molt bó

Marta ha dit...

Molt bonica la poesia. Sembla impossible enamorar-se als dotze o tretze anys, però de vegades passa.

El Deixeble ha dit...

Ho és Sargantana, i molt.

ens veiem!!